Con la polla en una mano y en la distancia del televisor