Si todas las colegialas parecían Gitar la asistencia estaría garantizada