JP solo ha estado fuera durante unos años, pero la bailarina no pierde más tiempo y llegó a experimentar algo nuevo