La rubia y traviesa Alessandra es tan sexy, que se pone un duro sólo mirándose en el espejo, Ella se ve tan hermosa en su diminuto vestido negro y se puede ver la chispa de la lujuria en ella